Colonia de Sant Jordi

La Colònia de Sant Jordi es un centro turístico, situado en un lugar privilegiado en el sur de Mallorca, dentro del municipio de Ses Salines. Entre los espacios naturales que acogen la playas vírgenes de es Trenc, es Dolç y es Carbó, los arenales preservados en su estado natural más extensos de Mallorca. El archipiélago de Cabrera, declarado parque natural, se encuentra a siete millas del puerto de la Colònia de Sant Jordi, desde donde parten las embarcaciones para visitar este lugar único en el Mediterráneo.

Buena parte del núcleo está formado por chalets, que son residencias de verano. Si bien también se encuentran hoteles y apartamentos turísticos, con edificios que no presentan demasiada altura, donde se alojan la mayor parte de los turistas, que eligen la Colònia de Sant Jordi para pasar sus vacaciones. Además de hoteles y apartamentos hay una variada oferta de bares, restaurantes, tiendas y todos los servicios necesarios para disfrutar de unas vacaciones junto al mar. Aquellos que buscan una animada marcha nocturna, en la Colònia de Sant Jordi la encontrarán los fines de semana de verano.

Los orígenes de la Colònia de Sant Jordi se remontan a finales del siglo XIX, cuando se construyeron las primeras casas de pescadores y más adelante, familias acomodadas de los pueblos cercanos construyeron segundas residencias de verano. Se han encontrado importantes vestigios prehistóricos y fenicios, anteriores a la conquista romana de Mallorca. En el islote de Na Guardis, delante del puerto de la Colònia de Sant Jordi, mercaderes cartagineses venidos de la vecina isla de Ibiza establecieron una pequeña colonia en el siglo IV antes de Cristo, vinculada al comercio de la sal extraída de las salinas, actualmente explotadas en la zona del Salobrar de Campos junto a la playa Des Trenc.

Playas de la Colonia de Sant Jordi

Latest Comments

  1. Eva marzo 31, 2016

Leave a Reply