Iglesias en el centro histórico de Palma

La iglesia católica, ha tenido una importancia capital dentro de la sociedad mallorquina, a lo largo de su historia. Prueba de ello, son los múltiples edificios religiosos que hay en toda la isla, los cuales a menudo son los más relevantes.

La iglesia de Santa Eulària, en la plaza de Santa Eulària de Palma, es una de las primeras después de la conquista cristiana de de Mallorca. En el año 1230, ya hay documentos que hablan de ella. El templo se levantó, probablemente sobre un edificio ya existente, siguiendo el modelo del gótico catalán, de gran solidez y caracterizado por una falta de ornamentación. En el mismo siglo XIII fue sede de importantes actos históricos, como el juramento de privilegios y franquicias del Reino de Mallorca, delante del Gran y General Consell, por parte del futuro rey Jaume II en 1256. Hasta el 1570 no se concluyó la cubierta del templo, en forma de bóveda de crucería. La fachada principal es de estilo neogótico, realizada a finales del siglo XIX. En su interior se guardan pinturas góticas del siglo XV, y el retablo mayor de estilo barroco.

La iglesia de Sant Francesc, en la plaza de Sant Francesc, es el lugar donde los franciscanos en 1281 construyeron su convento. La primera piedra fue colocada por el rey de Mallorca Jaume II. La planta es basilical y de una sola nave cubierta por una bóveda de crucería de estilo gótico. En el interior se encuentra el sepulcro de Ramon Llull, realizado en 1487. El retablo mayor es de estilo barroco y data de 1739. La fachada principal fue levantada entre los años 1618 y1621, en substitución de la anterior gótica, que había sido estropeada por un relámpago. Al lado de la iglesia se encuentra el claustro de Sant Francesc, rodeado por arcos ojivales apoyados sobre quince columnas, creando un conjunto de gran belleza. En el exterior hay una estatua de un indio americano con Fra Juniper Serra, cabeza de los misioneros evangelizadores de California, en México y los Estados Unidos de América.

El convento de Santa Clara, en la calle del Fonollar, 2 fue fundado en 1256 por Caterina Berenguer, abadesa de las clarisas de Tarragona y su hermana Guillermeta. La base del edificio, data de la época de su creación, construido sobre substratos de origen musulmán, de los cuales se han encontrado restos de una noria, de un horno de cerámica y diversas sepulturas. Los corredores del claustro, contienen sepulturas góticas de las abadesas de gran valor artístico. La sala capitular es del siglo XVI y, acoge un retablo gótico dedicado a Sant Joaquim y a Santa Anna. Debajo está la llamada Casa del Blat (Casa del Trigo), que actualmente contiene una colección de herramientas y medidas antiguas. El fondo pictórico del convento, cuenta con importantes retablos góticos.

La iglesia de Monti-sion, en la calle Monti-sion, 22 construida en el siglo XVII, con su portal principal muy ornamentado de estilo barroco. Se encuentra dentro del antiguo barrio judío y ocupa el solar de una de las dos sinagogas que hubo en Palma de Mallorca, la otra estaba ubicada donde está el edificio del Seminari vell (Seminario Viejo) construido dentro del siglo XVIII, en la calle del Seminari, 4.

El convento y la iglesia Sant Jeroni, en la calle de la Porta del Mar, 1, nombre popular del monasterio de Santa Elisabet d´Hongria, fundado en 1336 por una comunidad de religiosas franciscanas, en una casa procedente de una donación, a la cual a lo largo del tiempo se han ido añadiendo otras. El edificio actual tiene la planta en forma de letra el, con tres pisos que rodean un huerto, con un claustro usado como cementerio de la comunidad. La actual iglesia data del siglo XVII donde destacan el retablo principal de 1507, con una imagen de Nuestra Señora de la Consolación, así como una pinturas de Sant Jeroni, de estilo gótico y un órgano del siglo XVII.

En la calle Sant Miquel se encuentran cuatro edificios religiosos, en el número 21 la iglesia de Sant Miquel ocupa el solar de una antigua mezquita musulmana, donde según la tradición se celebró la primera misa nada más terminada de conquistar Medina Mayurca, nombre árabe de la ciudad. En el número 32 se encuentra el convento de Sant Antoniet, del cual únicamente se conserva el claustro barroco de planta elíptica, construido en 1729. La iglesia de la misma época, sobre la entrada principal tiene una figura de Sant Antoni Abat o de Viana, con un cerdito y las llamas del fuego de Sant Antoni, muy venerado en a Mallorca. En el número 48 la iglesia de Santa Catalina de Sena, es el único vestigio que queda del convento de monjas dominicanas del siglo XVII, derruido en 1963. Los arcos y las columnas del claustro se instalaron en el edificio Ramon Llull del Campus universitario. En el número 69 la iglesia de Santa Margalida, es lo que queda del antiguo convento de monjas agustinas, construida en 1238. El convento fue prácticamente desmantelado, para adaptarlo a las funciones de hospital militar. Se conserva una parte del claustro y de la sala capitular.

El convento y la iglesia de Santa Magdalena, en la plaza de Santa Magdalena, 4 datan del siglo XIV, si bien la iglesia fue completamente reconstruida en 1740. Aquí es donde se encuentran los restos y el panteón de la beata Santa Catalina Tomàs (Valldemossa 1533 – Palma 1574), que ingresó en este convento y es muy venerada en Mallorca. Yendo hacia el Passeig del Born, en la calle Sant Jaume, 10 se encuentra la iglesia parroquial de Sant Jaume, donde en el año 1236 ya se realizaba el culto, en el edificio de una antigua mezquita. En 1327 ya se trabajaba en las obras del actual templo de estilo gótico, con la cubierta de la nave en forma de bóveda de crucería, y las claves decoradas con los escudos de las familias nobles, que contribuyeron en su construcción. El portal principal es posterior, del año 1776 y estilísticamente de se inscribe en el barroco tardío. Detrás de la iglesia, siguiendo la calle de la Sacristía de Sant Jaume, llegamos al la calle Jaquotot, donde se encuentra otro interesante templo barroco, el convento de las monjas capuchinas con la iglesia de la Puríssima Concepció, donde en Navidad se expone un monumental belén barroco.

En la calle de la Concepció, se encuentran el convento y la iglesia de la Concepció, empezados a construir en 1576. El conjunto presenta un claustro de arcos rebajados, y una iglesia de una sola nave, cubierta por una bóveda de medio punto con seis capillas laterales, las cuales contienen retablos y otras muestras de arte barroco. Entre las que destaca la imagen del Sant Crist del Noguer, que goza de una gran veneración popular.

La iglesia de Sant Nicolau, en la calle de Sant Nicolau, 14 data del siglo XIV, si bien buena parte de su aspecto actual, se debe a reformas realizadas durante el siglo XVII. La cubierta de la nave y de las capillas está formada por bóvedas de medio punto. En el interior destaca el retablo mayor de estilo barroco y presidido por una representación gótica de Sant Nicolau, del siglo XV.

Santa Creu se encuentra en la esquina de las calles Santa Creu y Sant Llorenç, es una de las primeras parroquias de Palma de Mallorca, originaria del siglo XIV de estilo gótico, con la cubierta en forma de bóveda de crucería excepto en en presbiterio, que es de bóveda nervada. En el interior se conservan retablos de estilo gótico y elementos barrocos como el retablo mayor. Bajo el presbiterio está la cripta de Sant Llorenç, que aloja al museo parroquial.

Leave a Reply