Parque natural de Sa Dragonera en Mallorca

La isla de Sa Dragonera el 26 de enero de 1995 fue declarada Parque Natural, convirtiéndose de esta manera en un referente de la defensa de la naturaleza en Mallorca, después de casi 20 años de reivindicación ciudadana y lucha por parte de grupos ecologistas encabezados por el GOB, para evitar su urbanización. Se llega desde el muelle de Sant Elm, donde regularmente a lo largo del día sale una embarcación llamada «Margarita», que en unos 20 minutos recorre los 780 m del canal des Freu entre Sa Dragonera y Mallorca. Las reservas se pueden hacer llamando a los teléfonos +34 639 617 545 o +34 696 423 933. Desde el Puerto de Andratx también salen embarcaciones hacia Sa Dragonera

Tiene una superficie de 2,88 hectáreas, una longitud máxima de 3.700 m y una altura máxima de 353 m en el monte del Far Vell (faro viejo). El relieve es muy pronunciado en la costa de poniente donde se forman espectaculares acantilados de hasta 300 m, mientras que la costa de levante desciende de manera más suave formando calas y el pequeño puerto natural de Cala Lledó, donde se encuentra el centro de recepción de los visitantes con una exposición sobre Sa Dragonera. Los islotes El Pantaleu a 170 m de distancia de la costa, delante de la playa de Sant Elm, la isla Mitjana a 300 m y Els Calafats a 60 m de Sa Dragonera también forman parte del Parque Natural.

Presenta una vegetación muy condicionada por la escasez de agua, el efecto de la sal marina en muchos lugares, la falta de suelo y la intervención del hombre hasta la década de los años setenta. Las aves marinas, rapaces y aves migratorias son las especies más representativo de la fauna de Sa Dragonera, donde también se encuentran pequeños reptiles como la sargantana gimnesia junto con una especie endémica del dragón común. Los mamíferos autóctonos están representados por cuatro especies de murciélagos y el delfín mular, una especie de 2 a 3 metros que a menudo se acerca a la costa.

A lo largo de la historia ha habido en Sa Dragonera una actividad humana, para el aprovechamiento de sus recursos, muy condicionada hasta el siglo XVIII por el peligro de los ataques de piratas sarracenos, que utilizaban la isla como plataforma para atacar las costas de Mallorca. La torre de Llebeig construida en 1585 con el objetivo de evitar la entrada de barcos a la cala del mismo nombre, es un vestigio de aquellos tiempos. Durante la edad media el halcón peregrino de Sa Dragonera era muy apreciado en el Mediterráneo noroccidental, por sus excelentes aptitudes para la caza. Su explotación dependía de la baronía de los obispos de Barcelona. La orchilla (Rocella phycopsis) es un liquen que crece sobre las rocas de los acantilados, con propiedades curativas pero sobretodo muy apreciada antiguamente para la elaboración de tinte color púrpura. La presencia del hombre implica la explotación de la leña y la palma de garballó (palmito) , utilizada para hacer cestas. La recogida del agua de la lluvia, ha supuesto la construcción de deferentes ingenios, en un isla semiárida donde la única reserva de agua se encuentra en la cueva del Moro o de Sa Font, cercana a Cala Lledó.

Partiendo de Cala Lledó, se pueden realizar tres itinerarios a pie, bien señalizados:

Itineranio 1: Cala Lledó – Faro de Llebeig

Distancia: 4.532 m
Altitud máxima: 121 m
Tiempo del recorrido: 1 hora y 20 minutos

El itinerario transcurre por un camino en buen estado, muy fácil de seguir hasta el extremo sur de Sa Dragonera, donde se encuentra el faro de Llebeig, construido en 1910.

Itineranio 2: Cala Lledó – Faro Vell o de na Pòpia

Distancia: 3.840 m
Altitud máxima: 352 m
Tiempo del recorrido: 1 hora y media

Para llegar a la desviación que nos conduce al Faro Vell (viejo), construido en 1850, se ha de caminar unos 400 m hacia el Faro de Llebeig, para coger un camino estrecho y pedregoso que sube por una considerable pendiente, haciendo recomendable la utilización de botas de montaña.

Itineranio 3: Cala Lledó – Faro de Tramuntana

Distancia: 4.532 m
Altitud máxima: 65 m
Tiempo del recorrido: 30 minutos

El itinerario transcurre por un camino en buen estado, muy fácil de seguir hasta el extremo norte de Sa Dragonera, donde se encuentra el Faro de Tramuntana, construido en 1910.

Leave a Reply