San Antonio y los demonios en Mallorca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La fiesta de San Antoni Abad (Sant Antoni Adad) el 17 de enero, es un evento importante en la mayor parte de pueblos de la Part Forana (toda la isla excepto Palma) de Mallorca, que da paso al solsticio de invierno. La fiesta empieza el 16 de enero por la tarde, cuando se encienden las hogueras repartidas por las calles de los pueblos. Es la víspera de la fiesta de Sant Antoni Abat, patrón de los animales, y una de las fiestas mágicas del calendario mallorquín que entronca con los antiguos ritos de fertilidad. La velada recuerda las tentaciones que sufrió este santo en el desierto. Esta noche, la gente cena en la calle de sobrassada a la brasa y otros embutidos y comidas tradicionales, donde no falta el vino. Los demonios se van paseando de hoguera en hoguera, bailando su baile característico. Los poemas populares cantados con una melodía propia de Sant Antoni, recordando las gestas del santo venerado abren la fiesta, aunque los que verdaderamente triunfan son otros con una vertiente más picante. El día 17 se celebran desfiles de carrozas, que representan escenas tradicionales del mundo rural mallorquín, y se bendicen los animales domésticos, donde los demonios incordiando a la figura de Sant Antoni y a los más pequeños son parte esencial de la fiesta.

Sin desmerecer las celebraciones de Sant Antoni Abad de otros pueblos, las más concurridas son las de Sa Pobla, Artà, Pollença, Muro y Manacor.

Leave a Reply